Siempre me han gustado las películas sobre historias reales. Después de ver el DVD busco en los “extras” al personaje real que inspiró la película. Me fijo en su cara, en su forma de hablar, en sus gestos… Me fascina pensar que esa persona, tan real como yo, haya vivido las situaciones que la película acaba de mostrarme.

En este caso, la misma película es el hecho real. Tal cual. Como dicen los productores,

se trata de un documental que cuenta la historia de unos hermanos que deciden viajar por el mundo en busca de las respuestas a las grandes preguntas que se hace todo ser humano: ¿Quién soy? ¿Quién es el hombre? ¿Cuál es el sentido de la vida?

Su viaje les lleva a compartir la vida de las personas sin hogar en las calles de Nueva York, a los huérfanos y los niños discapacitados del Perú, y a los leprosos abandonados en los bosques de Ghana. Lo que descubren les cambiará para siempre. A través de entrevistas individuales y encuentros en la vida real, estos hermanos descubren la belleza del ser humano y su capacidad para sobreponerse a la adversidad.